Privacy Policy

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Aceptar lo esencial Customize Rechazar Política de cookies

La vida después del Covid

Por Jerry Brownstein

Legal y Inmobiliaria

Hogar, Jardín y Decoración

Temas Globales

En Ibiza

Salud y bienestar

Ibiza Optimista

Publicado en Ibicasa Magazine el 12/06/2022

No cabe duda de que desde marzo de 2020 estamos atravesando una gran crisis. Los esfuerzos mundiales por frenar la propagación del Covid-19 han tenido efectos devastadores en nuestra salud, medios de subsistencia, estilo de vida y, quizás, sobre todo, en nuestras libertades. Albert Einstein dijo una vez: "En medio de cada crisis, hay una gran oportunidad". Creía que cuando nuestro modo de vida se ve drásticamente alterado, se abre la posibilidad de hacer cosas que antes se creían imposibles. Pero eso es un arma de doble filo, porque esa oportunidad puede utilizarse de forma positiva o negativa. ¿Qué camino tomaremos? Nadie tiene una bola de cristal, pero he aquí algunos escenarios posibles de cómo podría ser la vida tras el Covid.

Una posibilidad puede ser la llamada "casi antigua normalidad". Esto sería básicamente una vuelta a la forma de vida anterior a marzo de 2020, pero con dos cambios que seguirían afectando a nuestras vidas. El primero es que el problema de la desigualdad de ingresos ha empeorado durante el Covid; los trabajadores normales y las pequeñas empresas han sufrido, mientras que las grandes corporaciones y las personas más ricas han añadido billones a su riqueza. Otra diferencia con respecto a la "antigua normalidad" es que las restricciones Covid crearon lo que Edward Snowden llama "La arquitectura de la opresión"; es decir, que que acostumbrarnos a un sistema de restricciones en nuestras vidas, ha sentado las bases para medidas más intrusivas que pueden erosionar nuestras libertades.

Esto podría conducir a un mundo post-Covid similar a lo que propone el Foro Económico Mundial (FEM), una organización de las personas y empresas más ricas del mundo que se reúne en Davos, Suiza, cada año. Klaus Schwab, fundador del FEM, ha dicho: "La pandemia representa una oportunidad para reflexionar, reimaginar y reiniciar nuestro mundo". Esto suena bien de primeras, pero realmente la cosa cambia cuando se revelan los detalles del plan. Lo llaman "El Gran Reinicio", y prevé un mundo en el que la llamada "élite" utilizará la tecnología para controlar todos los aspectos de nuestras vidas a través de la vigilancia omnipresente, la inteligencia artificial sin rostro, las monedas digitales, etc. Nuestros derechos básicos serían suprimidos de formas impensables antes del Covid, y se añadirían constantemente nuevas restricciones, todo por "el bien de la sociedad".

Imagen de https://www.flickr.com/photos/thisisengineering/


Reconocer la importancia de proteger nuestros derechos y libertades


Pero ese tipo de futuro orwelliano no tiene por qué ser nuestro destino. En lugar de permitir un "Gran Reinicio", podemos utilizar esta crisis para avanzar en la evolución de nuestra sociedad mediante un "Gran Despertar". Durante los últimos 100 años hemos confiado en la ciencia y la tecnología para resolver todos nuestros problemas. Por desgracia, esto nos ha dado una sociedad materialista con una enorme desigualdad económica que abusa del medio ambiente y consume demasiados recursos. Además, las restricciones Covid nos han demostrado que nuestros derechos y libertades son meros privilegios que nos pueden quitar en un santiamén. Es hora de que despertemos y utilicemos esta crisis como una oportunidad para realizar los cambios que nos encaminen hacia un futuro mejor, un futuro basado en la justicia y la libertad. ¿Por dónde empezamos?

La humanidad tardó miles de años en desarrollar las civilizaciones que nos han dado nuestras libertades básicas, pero ahora corremos el riesgo de perderlas. Antes del Covid era impensable que nos pudieran obligar a permanecer en nuestras casas, llevar documentos especiales, etc. Sin embargo, durante los dos últimos años, restricciones como éstas se han convertido en algo habitual. Si queremos avanzar hacia un mundo mejor, es imprescindible que estemos más atentos para proteger nuestras preciadas libertades, porque una vez que se renuncia a ellas es extremadamente difícil recuperarlas.

Nuestra experiencia con el Covid también nos ha demostrado que debemos "seguir la ciencia" en cualquier emergencia sanitaria futura. Debemos centrarnos en la protección de las personas que corren un alto riesgo de padecer enfermedades graves y de morir, es decir, las personas con sistemas inmunitarios débiles debido a la edad o a enfermedades existentes. A las personas sanas que corren un riesgo mínimo se les debe permitir llevar su vida normal. Además, debemos dejar de confiar las decisiones sobre nuestra salud a empresas que se benefician de nuestra enfermedad. A pesar de la retórica de que "estamos todos juntos en esto", la industria farmacéutica ha obtenido excesivos beneficios con las vacunas Covid. Una sociedad justa no permitiría que ese tipo de codicia se antepusiera al bien común.

La gran mayoría de la gente quiere vivir en un mundo libre y justo, pero hemos permitido pasivamente que nuestra civilización se aleje de ese ideal. Las lecciones aprendidas durante el Covid pueden ayudarnos a ver con mayor claridad los cambios que debemos realizar. Ha llegado el momento de abandonar la visión actual del mundo basada en el miedo, la codicia y la limitación, y sustituirla por una nueva forma de ser basada en el amor, la abundancia y la libertad. Pero sólo podemos lograrlo si dejamos de lado nuestras diferencias y nos mantenemos unidos. En palabras de Martin Luther King, Jr. "Estamos atados en una única prenda de destino. Lo que afecta a uno, afecta a todos". Esta crisis nos ha dado la oportunidad de unirnos y crear el mundo más hermoso que nuestros corazones saben que es posible. ¿Estamos a la altura de la tarea?


Artículos relacionados

CO-HOUSING: Una nueva forma de vivir

En respuesta al cambio rápido del mundo, las comunidades de co-viviendas ofrecen un enfoque alternativo. Residentes independientes colaboran en el diseño y operación de barrios sostenibles, promoviendo valores compartidos y una vida armoniosa. Este concepto, nacido en Dinamarca en los años 60, ha... LEER MÁS

El misterio de la creación

¿Cómo se originó el universo? Aunque la ciencia apunta al Big Bang, ¿es plausible que todo surgiera aleatoriamente de una mota de materia? Integrar creencias tradicionales en una deidad con la perspectiva científica materialista puede ofrecer una comprensión más completa. Algunos proponen que la ... LEER MÁS

La Ley de Atracción

Muchas personas han oído hablar de la Ley de Atracción, aunque pocas captan lo que es realmente y cómo funciona. Los principios básicos que subyacen a este fenómeno son: 1) Todo en el Universo es una forma de energía vibratoria, incluyendo tus pensamientos, palabras y sentimientos. 2) Las leyes d... LEER MÁS

Hacia una semana laboral de cuatro días

En las últimas décadas, la globalización, la automatización, la digitalización y la externalización han transformado drásticamente la naturaleza del trabajo. A pesar de estos cambios, seguimos aferrándonos a un horario laboral diseñado para adaptarse a la economía de hace un siglo. La idea de una... LEER MÁS

Ibicasa logo

© Copyright 2024

Ibicasa Home and Services.