Privacy Policy

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Aceptar lo esencial Customize Rechazar Política de cookies

El misterio de la creación

Por Jerry Brownstein

Legal y Inmobiliaria

Hogar, Jardín y Decoración

Temas Globales

En Ibiza

Salud y bienestar

Ibiza Optimista

Publicado en Ibicasa Magazine el 11/10/2022 Sharing Link

¿Cómo se creó el universo? La ciencia convencional nos hace creer que empezó con lo que llaman el "Big Bang" hace unos 14.000 millones de años. Según esta teoría, toda nuestra existencia estalló de repente a partir de una pequeñísima mota de materia. Lo que comenzó como una simple teoría se ha ido convirtiendo en un dogma científico que la mayoría de la gente acepta sin pensar, pero hay algo que no parece del todo correcto. Creer que todo el universo surgió accidentalmente de un poco de polvo va en contra del sentido común. Por supuesto, el sentido común puede estar equivocado, como cuando los antiguos creían que el sol giraba alrededor de la Tierra, pero eso no significa que todo el sentido común sea una tontería. Nuestro universo es enorme e ilimitado, con miles de millones de estrellas y planetas, por lo que es muy difícil creer que todo esto haya surgido de la explosión aleatoria de un punto de materia sin sentido. De hecho, el minucioso análisis de los mecanismos del Big Bang proporciona pruebas muy convincentes de que el nacimiento de nuestro mundo material fue mucho más que un feliz accidente.

¿Se puede concebir que algo sea preciso en una milmillonésima de segundo? Esto es lo que nuestros científicos dicen que fue necesario para que el universo se formara como lo hizo. Si el ritmo de expansión hubiera sido una milmillonésima de segundo más lento o más rápido, el universo tal y como lo conocemos no podría existir. El matemático y físico Fred Hoyle comparó la posibilidad de que el mundo surgiera al azar a partir del Big Bang con las posibilidades de que un huracán pasara por un depósito de chatarra y construyera un avión con la masa arremolinada de las piezas. Cuanto más se mira, más parece probable que nuestro universo surgiera a través de un proceso que tuvo que estar bien organizado y lleno de intención, así que ¿cómo se explica esto?

Las culturas tradicionales creían que la fuerza motriz de la creación era alguna forma de deidad. Sin embargo, con el auge de la ciencia en el siglo XVII esas viejas creencias se pusieron en cuestión provocando un gran debate entre creacionistas y materialistas científicos, un debate que continúa hasta hoy. Básicamente, los creacionistas creen que existe un dios todopoderoso que es responsable de todo en el universo. En el otro lado está la ciencia material, que nos dice que el universo sólo puede entenderse a través del conocimiento de sus partes físicas. En otras palabras, creen que la materia es lo único que importa. Ninguno de estos puntos de vista es completo porque cada uno de ellos mira el mundo a través de los ojos de una perspectiva limitada. Pero el universo no es tan fácil de clasificar; no es ni totalmente etéreo ni exclusivamente material... es ambas cosas. Tal vez podamos comprender mejor cómo surgió nuestro mundo integrando estos dos conceptos.

El universo


¿Fue la creación del Universo un evento accidental al azar?


Para ver cómo funciona, supongamos, por ejemplo, que la teoría del Big Bang es correcta. Esta suposición nos deja con una pregunta muy simple: ¿Qué existía antes de esta gran explosión? Si todo el universo material comenzó con un Big Bang, entonces debe haber habido algún tipo de existencia inmaterial antes de eso. A partir de esta fuente inmaterial (No-cosa) se creó todo el universo material (Todo-cosa). ¿Cómo ocurrió esto? Los científicos convencionales no tienen una buena respuesta para esa pregunta, pero algunos de sus colegas más aventureros quizá sí. La física italiana Paola Zizzi ha desarrollado una teoría llamada "Big Wow" que propone que no somos el resultado de un proceso material aleatorio, sino de algo que fue más bien un "pensamiento". Ella imagina un "campo de conciencia inteligente" que creó una "idea" de nuestro universo. Esta "idea" fue infundida con la información que le permitió tomar forma física.

¿Podría ser este "Campo de Conciencia" lo que las religiones llaman Dios? O quizá Elon Musk tenga la respuesta. Él y otros piensan que la "conciencia inteligente" es una civilización avanzada que creó nuestro mundo como una forma de realidad virtual. Pero hay otra posibilidad más esperanzadora.

Este "Campo de Conciencia" es muy similar a lo que los místicos y sabios han hablado a lo largo de la historia como "Unidad". En los últimos años, la vanguardia de la ciencia ha comenzado a explorar este antiguo concepto y lo que han descubierto hasta ahora sugiere que todos estamos conectados con todo en el universo a través de un campo de energía consciente. Eso significa que lo que afecta a una cosa también afecta a todo lo demás... lo que me afecta a mí te afecta a ti. Las implicaciones de estos descubrimientos son enormes, porque abren nuestra mente a nuevas formas de pensar y de ser. Saber que todos estamos conectados con los demás, y con el origen mismo del universo, nos hace conscientes de que formamos parte de un proceso creativo impresionante e infinito. Adoptar este papel de co-creadores puede capacitarnos para escribir una nueva historia de la humanidad, una historia que nos llevará a un mundo más hermoso... y a un nuevo comienzo. 

Artículos relacionados

Las vacunas Covid

Las políticas del COVID-19 generaron diversas actitudes hacia la vacunación. Desde aceptación entusiasta hasta la duda, la gente se sitúa en un espectro. Para lograr la inmunidad colectiva, aproximadamente el 75% debe vacunarse. Las vacunas tradicionales (vivas, inactivadas, de subunidad) enseñan... LEER MÁS

Hacia una semana laboral de cuatro días

En las últimas décadas, la globalización, la automatización, la digitalización y la externalización han transformado drásticamente la naturaleza del trabajo. A pesar de estos cambios, seguimos aferrándonos a un horario laboral diseñado para adaptarse a la economía de hace un siglo. La idea de una... LEER MÁS

Reflexiones sobre el Covid-19

La pandemia de Covid-19 se desplegó gradualmente, con percepciones iniciales de amenaza mínima que evolucionaron hacia una crisis global. Se plantean preguntas sobre el origen del virus, con especulaciones sobre una conexión con laboratorios. Los gobiernos, enfrentando desafíos sin precedentes, i... LEER MÁS

CO-HOUSING: Una nueva forma de vivir

En respuesta al cambio rápido del mundo, las comunidades de co-viviendas ofrecen un enfoque alternativo. Residentes independientes colaboran en el diseño y operación de barrios sostenibles, promoviendo valores compartidos y una vida armoniosa. Este concepto, nacido en Dinamarca en los años 60, ha... LEER MÁS

Ibicasa logo

© Todos los derechos reservados 2024

Ibicasa Home and Services.