Privacy Policy

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Aceptar lo esencial Customize Rechazar Política de cookies

Una vida bien vivida: John Penny

Emanuela Cooper

Legal y Inmobiliaria

Hogar, Jardín y Decoración

Temas Globales

En Ibiza

Salud y bienestar

Ibiza Optimista

John llegó a Ibiza en 1970 con una furgoneta, un buen amigo, cuatro perros y un gato. Tenía 40 años, y tras 22 años sirviendo en el ejército británico como ingeniero mecánico y deportista apasionado, sentía que era el momento de cambiar de aires. Punta Arabí fue su sitio elegido, allí trabajó como ingeniero de mantenimiento para el Club Punta Arabí en el primer año y también reparaba gratuitamente coches y barcos de conocidos; su generosidad le hizo tener muchos amigos.
 
También fue allí donde conoció a su verdadero amor. Una mañana temprano, mientras paseaba a sus cuatro perros (dos alsacianos y dos grandes labradores), John vio a una hermosa mujer pelirroja caminando por la carretera. Los perros corrieron hacia ella y John gritó: “¡No tengas miedo!”, a lo que su futura esposa respondió: “No tengo miedo”. Se llamaba Milca, y John quedó prendado de inmediato. La cortejó con todas sus fuerzas: la llevó a Tagomago en barco, le dio la vuelta a la isla en un Land Rover y mucho más. Finalmente, ella dijo SÍ, y se mudó con él a una casita frente al actual Hippy Market. 
John-2.jpg 60.99 KB
En 1971 John empezó a fabricar bolsos y cinturones de piel que se vendían en las tiendas. Él siempre había sido un emprendedor pionero y valiente que había dirigido con éxito una discoteca con el famoso DJ Golly en Farnborough, cerca de Londres, así que, ¿por qué no intentarlo aquí, en Es Canar? Así que en 1972 abrió una discoteca en el Hotel Ereso llamada ‘Revolution’, y por 100 pesetas se podía disfrutar de una copa gratis y bailar toda la noche. Enseguida se hizo popular entre turistas y lugareños, pero sólo había un problema: el porcentaje acordado con los propietarios no se materializó, así que al cabo de un par de meses John decidió cambiar de aires. 
John-3.jpg 51.72 KB
Montó un nuevo club en el sótano del restaurante El Cortijo, que se convirtió en un éxito instantáneo. La música era R&B suave con algo de Blues. La DJ, de nombre Linda, era también una hermosa bailarina que actuaba como go-go girl del club, luciendo tacones altos y un culotte plateado, y animaba a los clientes a bailar hasta altas horas de la madrugada. Cuando se vendió El Cortijo, John abrió un nuevo club llamado “Snoopy” junto al hotel Ereso, que se llenó desde el primer día. Pero John ansiaba algo más emocionante, donde realmente pudiera dejar volar su imaginación. Encontró un local estupendo en alquiler cerca del restaurante Mariner, en Santa Eulalia, que rediseñó por completo para crear ‘Bananas Club’. Se convirtió en un imán para la gente a la que le encantaba bailar, y contaba con un panel especial del tamaño de una pantalla de cine. Detrás de este panel opaco había una sala donde las chicas que querían bailar desnudas podían hacerlo sin peligro. Los asistentes sólo podían ver sus siluetas, y la idea era tan original que corrió como la pólvora. John prometió una botella de champán para la mejor bailarina, pero al final de cada noche todas recibían una.
John-4.jpg 45.95 KB
En 1975 John y Milca compraron la casa que habían alquilado durante años por 5 millones de pesetas, no tenía ni agua ni electricidad, y necesitaba una reforma total. Estaba situada en un gran terreno y se había convertido en un santuario para un número cada vez mayor de perros. Tenían casi veinte perros que recibían a John y Milca con entusiasmo cada vez que llegaban a casa. También vivía allí un número indeterminado de gatos, además de una procesión de gatos callejeros locales que los visitaban a la hora de comer.

John fue un pionero de la escena musical de Ibiza

Pasaron los años y el trabajo nocturno empezó a pasar factura. La escena musical estaba cambiando y John estaba listo para una nueva aventura. A finales de los 70 vendió Bananas Club, tras haber cimentado su legado como pionero original de la escena de clubs de Ibiza. El siguiente paso para John y Milca fue utilizar una flota de 14 Citroën Méharis rojos descapotables para recorrer la isla. Se les podía ver partiendo de Port des Torrent por toda la isla guiando a turistas que conducían con entusiasmo a lugares remotos por caminos sin asfaltar. Cuando terminaban las excursiones, ofrecían paseos en barco hasta Tagomago. 
John-5.jpg 61.04 KB
La mayoría de las numerosas empresas de John tuvieron mucho éxito, pero la importación de casas de jardín de madera de Europa del Este resultó ser la joya de su corona, hasta que se jubiló a los 82 años. John puede reflexionar sobre una vida de creatividad vivida con integridad, y hoy, a sus 93 años, es un gran compañero, con un agudo sentido del humor y una memoria asombrosa. ¡Una gran inspiración!. 

Artículos relacionados

Historia de Ibiza - 4ª parte: Los diose...

Los dioses de la antigüedad tronaban desde los cielos, empuñando rayos y derrotando a todo adversario… o así reza el cliché mitológico. De hecho, el imaginario antiguo abarcaba un amplio ámbito de arquetipos masculinos y los atributos que asignaban a sus dioses englobaban desde lo fiero y bélico ... LEER MÁS

Historia de Ibiza - 3ª parte: Las diosa...

En el mundo antiguo, la religión fue un elemento central. Así pues, para entender la historia en toda su complejidad, debemos contemplar no sólo los acontecimientos políticos como las guerras y la gobernanza, sino también las creencias espirituales que animaban y sostenían a las sociedades de ant... LEER MÁS

Helen Sadler: La magia de su arte

¿Qué diferencia a un verdadero artista de alguien que simplemente tiene alguna habilidad para pintar o dibujar? Cuando se conoce a un verdadero artista se percibe algo mágico en él, y eso es lo que uno siente cuando está con Helen Sadler. Es una persona de espíritu libre pero seria, abierta pero ... LEER MÁS

Historia de Ibiza - 7ª parte: La época ...

La llegada de la cultura musulmana en el año 902 reencauzó una isla a la deriva. Tras la retirada de los bizantinos en el siglo VII, Ibiza había existido al margen de cualquier tipo de gobernanza establecida, por lo que el estatus geopolítico de la isla en esta época nunca se ha podido determinar... LEER MÁS

Ibicasa logo

© Copyright 2024

Ibicasa Home and Services.