EDICIÓN: Diciembre - Febrero 2011

LA MATRIZ CUÁNTICA

Texto: Jerry Brownstein
Existe un campo de conciencia que se encuentra más allá de los límites de nuestro mundo físico material y que nos conecta con todo lo que está en el Universo y su sabiduría. Personas místicas y sabias de todas las épocas han hablado de esta “Unidad”, y ahora la ciencia está poco a poco llegando a la misma conclusión. Esta fusión de física y metafísica fue demostrada de forma impactante tras un reciente experimento que se llevó a cabo para investigar cómo reaccionan el cerebro y el corazón ante los estímulos emocionales.


Los participantes estaban en salas separadas, conectados a máquinas que medían los cambios en sus ondas cerebrales y ritmos cardíacos. Tenían que mirar una pantalla de ordenador en la que iban apareciendo imágenes cada pocos segundos. La mayoría de estas imágenes estaban diseñadas para calmar al observador, pero unas cuantas tenían el objetivo de causar una reacción emocional fuerte. Se utilizó un ordenador especial para elegir cada imagen un milisegundo antes de que fuera proyectada sobre la pantalla, haciendo que fuera totalmente imposible que alguien pudiera saber qué imagen sería seleccionada (incluyendo a los científicos que dirigían el experimento).

Se realizaron miles de pruebas de este tipo y los datos en los monitores mostraban claramente que tanto el corazón como el cerebro respondían ante esas imágenes más emocionales. Esto era de esperar, pero lo realmente asombroso fue que tanto el corazón como el cerebro reaccionaban ANTES de que la imagen apareciera en la pantalla. Dejadme que repita eso de nuevo: en todos los casos, los corazones y los cerebros respondieron ¡aunque la imagen todavía no había aparecido en pantalla, y de hecho ni siquiera había sido aún seleccionada! ¿Cómo sabían lo que se avecinaba? Claramente, corazón y cerebro se habían comunicado con una fuente de información que tenía conocimiento de qué imagen sería mostrada, antes siquiera de ser seleccionada. Bienvenidos a la Matriz.

Nuestro sentido común nos dice que es imposible reaccionar ante la imagen antes de que ésta sea seleccionada, porque se nos ha enseñado a creer que vivimos en un mundo material dominado exclusivamente por las fuerzas físicas de causa y efecto. Pero tal vez en este caso nuestro “sentido común” esté equivocado, al igual que cuando la gente pensaba que la Tierra era plana o que el Sol giraba alrededor de ella. En 1966, Cleve Baxter vio cómo su propio sentido común sufría un revés al experimentar de primera mano la magia de la Matriz Cuántica. Backster era uno de los mayores expertos del mundo en tecnología poligráfica, que mide la resistencia eléctrica de la piel para saber si se está diciendo la verdad. Tenía curiosidad por saber si las plantas podían emitir cargas eléctricas similares, así que conectó su máquina a la hoja de una planta. Intentó diversas maneras de conseguir que la planta mostrara una reacción, pero nada parecía funcionar. Decidiendo que necesitaba hacer algo más drástico para conseguir la “atención” de la planta, se le ocurrió la idea de utilizar una cerilla para quemar la hoja que estaba conectada. En ese preciso instante, la aguja del detector se elevó hasta la parte superior del gráfico, mostrando una enorme oleada eléctrica en la planta. Pero aún no había quemado la hoja, ¡sólo había pensado en hacerlo! De alguna manera la planta había leído sus pensamientos, mostrándose muy alarmada ante la posibilidad de ser quemada. Huelga decir que esto dejó a Backster alucinado y le impulsó a continuar con sus investigaciones, realizando cientos de experimentos similares a lo largo de los años con resultados aún más asombrosos.





Existen ya innumerables estudios en física cuántica y parapsicología que ofrecen pruebas aplastantes de la existencia de esta Matriz Cuántica de conexión. Max Planck, el padre de la física moderna, lo describió así:

“Todo lo material se origina y existe sólo gracias a una fuerza… Hemos de suponer que tras esta fuerza existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda la materia.”

Los detalles en cuanto a cómo funciona todo esto están aún rodeados de misterio, mientras los pioneros a la vanguardia de la investigación científica siguen añadiendo piezas al puzzle. Lo que sabemos hasta ahora sugiere que se trata de un campo de conciencia que conecta a todo el Universo de tal forma que lo que afecta a una cosa afecta también a todo lo demás. También está cada vez más claro que la Matriz Cuántica tiene la capacidad de almacenar cantidades infinitas de información, y que cada uno de nosotros está en contacto constante con esta fuente eterna de conocimiento.

Lo que implican estos descubrimientos es enorme, porque revelan que los humanos apenas hemos empezado a utilizar todo nuestro potencial. Al aprender más y más sobre nuestra conexión con esta Unidad, tendremos que repensar completamente nuestras ideas tradicionales sobre cómo funciona el mundo y cuál debería ser nuestro rol en él. No aceptaremos por más tiempo ser una pieza más en el engranaje de un enorme Universo mecanicista, sino que nos abriremos a nuestro estatus verdadero como co-creadores de todo en el Cosmos, con acceso a la sabiduría de todos los tiempos. Así, totalmente empoderados, podremos crear un mundo de conciencia elevada que refleje nuestros ideales más altos sobre quiénes somos. ¡Bienvenidos a la Matriz, ciertamente!