EDICIÓN: Febrero - Abril 2015

La unión hace la fuerza


El 23 de marzo de este año se cumplen 10 años desde que Amelia Costales descubrió el mundo de la Quiropráctica. Durante este periodo de tiempo, ha tenido la oportunidad de trabajar con 28 quiroprácticos de todo el mundo: norteamericanos, australianos, españoles, ingleses… en el centro El Árbol de la Vida de Ibiza.
 
A raíz de una muy mala experiencia vivida en 2004 por su hermana Natacha, de 39 años, después de operarse de una hernia discal lumbar, ambas descubrieron las grandes posibilidades que tiene y ofrece esta Ciencia de la Salud Natural al devolver a Natacha la capacidad de volver a caminar y de hacer su vida normal (trabajar, jugar con sus hijas, comprar, nadar, etc…) aumentando su rendimiento y calidad de vida. Este gran descubrimiento la animó a asistir, a lo largo de estos años, a trece seminarios internacionales sobre ciencia y filosofía quiroprácticas que la reafirmaron en su decisión de dedicar su vida a la divulgación de la Quiropráctica Vitalista y al estilo de vida que propone a todo el mundo para vivir de forma más sana y feliz.
 
Amelia Costales dirige el Centro Quiropráctico y de Bienestar Integral El Árbol de la Vida, es asistente técnica quiropráctica y también ofrece un servicio como orientadora de bienestar a los clientes del centro: según el estado de no-salud en el que llegan a la consulta y el nivel de vitalidad que quieran alcanzar en sus vidas, Amelia les informa de las terapias y cuidados que mejor se pueden adaptar a las necesidades y deseos de cada persona: «Cada cliente se pone sus metas de salud y nosotros le ayudamos y acompañamos en el proceso hasta conseguirlas. A lo largo de estos años muchas personas han pasado por nuestra consulta y, al 95% la Quiropráctica les cambió la vida».



 
En muchos casos, la medicina tradicional occidental no llega a solucionar algunos problemas de salud tratados única y exclusivamente con fármacos. ¿Por qué? Porque solo tiene en cuenta EL SÍNTOMA y no busca LA CAUSA que los provoca. En este siglo XXI, la comunidad científica internacional ya admite que el estrés emocional, además del estrés físico y químico, son la causa de la mayoría de los síntomas y enfermedades del ser humano. Esto mismo lo vienen diciendo los quiroprácticos vitalistas desde 1895, año en que D. D. Palmer comenzó a construir las bases de la ciencia quiropráctica. «En nuestro centro El Árbol de la Vida siempre se han tenido en cuenta estos factores como origen de los desequilibrios o disfunciones orgánicas con los que llegan nuestros clientes», comenta Amelia. Por este motivo y después de experimentar un sinfín de terapias alternativas naturales, desde el pasado año, Amelia Costales decidió incluir dos nuevas terapias que complementan y casan perfectamente con la Quiropráctica: la TNDR y la Nutrición Sinérgica.
 
TNDR (Técnica Naturista Desbloqueante Regeneradora). Método patentado hace unos 14 años por el Dr. Cayo Martín, de Bilbao. Después de una exploración manual, disuelve con un masaje específico los puntos, nudos o líneas de dolor depositadas en ciertas áreas del cuerpo y causadas por bloqueos energéticos que degeneran los tejidos del cuerpo.
 
Dolores López terapeuta oficial de TNDR y con varios años de experiencia, está obteniendo resultados óptimos con sus clientes. Con una sólida y larga trayectoria profesional y experta en drenaje linfático y quiromasaje, López ha trabajado en rehabilitación infantil (parálisis cerebral) del Centro CRIN de Barcelona con el Dr. Castells Cuixart, como auxiliar de enfermería y rehabilitación en Hospital San Jaime y Sta. Magdalena de Mataró, en Rehabilitación en el primer centro del Consell Insular d’Eivissa con el Dr. Manuel Alonso Garrido, en el Centro Psicología-Psicomotricidad Infantil de ARÁN y ha sido Directora del centro MDL de Jesús.






La Nutrición Sinérgica es una herramienta de health coaching (asesoramiento de salud) creada para apoyar a las personas en su camino de SALUD. Estudia la NUTRICIÓN del ser humano abarcando todas las FUENTES que le proveen de energía. Con una visión global e inclusiva, la Nutrición Sinérgica se basa en ciencias tanto milenarias como de vanguardia y tiene en cuenta varios factores como son el metabolismo particular de la persona y el equilibrio de todos los cuerpos que la comprenden. Este tipo de enfoque y unión de factores hacen que la SINERGIA sea la clave del trabajo, dando lugar a resultados profundos a través de un servicio totalmente personalizado e innovador.
 
Victoria G. Overaas lleva 10 años investigando y experimentando en el área de la salud y de la conciencia. Su pasión por la vida y por aprender la llevan a viajar y formarse en distintos lugares del mundo. Ha creado la Nutrición Sinérgica y el concepto de Revolución de la Salud Independiente con la misión de honrar la libertad del ser humano desde el potencial infinito que reside en él.
 
«Creemos que “la unión hace la fuerza” y actualmente, la nueva orientación que hemos dado al Centro Quiropráctico, respaldada por un gran equipo de profesionales apasionados por la especialidad que desarrollan, hace que las personas que llegan a nosotros como último recurso encuentren las soluciones y respuestas a los problemas que otras técnicas no han podido solucionar», concluye Amelia.