EDICIÓN: Agosto - Octubre 2011

LA PEÑA ES MUCHO MÁS QUE UN CLUB DE FÚTBOL

Texto: Amanda Pi Cunningham
“La Peña” es muy conocida en la isla por sus equipos de fútbol, ahora bien, la asociación que representa tiene una oferta tanto deportiva, como social y cultural. La Sociedad Cultural Recreativa PEÑA DEPORTIVA de Santa Eulalia lleva 75 años consolidando un verdadero grupo humano compuesto por todos sus socios y simpatizantes.


En 1985, coincidiendo con las Bodas de Oro del Club, su equipo de fútbol consiguió el ascenso a la Tercera División. Ahora bien, esta Asociación tiene una misión muy por encima del mero reconocimiento público; las medallas y numerosos triunfos atribuidos a “La Peña” esbozan una pequeña parte de sus logros. Esta organización se esfuerza por la formación integral de sus participantes – no sólo por sus éxitos en el campo de batalla: la enseñanza, el trabajo en equipo, la superación, el esfuerzo, así como la forja de lazos de amistad y compañerismo son verdaderamente los valores que permiten a este Club conseguir su merecida popularidad.
El Club ofrece a sus socios un sentimiento de pertenencia y arraigo. Hoy en día se aclama una actividad multidisciplinar como ésta, ya que la sociedad parece estar perdiendo la fe en sí misma. Este conjunto de personas desbordan los límites de lo que sería la actividad deportiva habitual y se sumerge en la consideración social y en la educación holística del ser.

 
“La Peña Deportiva” aspira a integrar a los demás clubes y asociaciones deportivas y socio-culturales locales, de forma que puedan participar en el desarrollo del proyecto deportivo integral. Éste consta de tres niveles: el de ocio, el de formación y el de competición.
Toda esta labor sería verdaderamente insostenible si no fuese por las generosas aportaciones de más de 200 empresas colaboradoras que hacen posible que los casi 800 socios de “La Peña Deportiva” sigan su rumbo inagotable y tenaz. La Asociación es una organización sin ánimo de lucro que depende únicamente de sus colaboradores, de subvenciones públicas, de la aportación de sus socios y de los eventos con fines recaudatorios para mantenerse en pie; por ello, tienen una programación de actos promocionales muy definidos en los que se esfuerzan al máximo por dar a conocer su filosofía, sus actividades y sus magníficos resultados. La implicación del tejido empresarial en el Club redunda en beneficio mutuo y por tanto repercute tanto en el equilibrio presupuestario de la Asociación, como en la proyección de la imagen social de las empresas involucradas. •