EDICIÓN: Agosto - Octubre 2011

LA MAGIA DE VIVIR DE FORMA CONSCIENTE

Texto: Jerry Brownstein






Sé el cambio que quieres ver...

Esta inspiradora frase refleja la creciente percepción de que la forma de crear transformaciones positivas en nuestras vidas y en el mundo que nos rodea es elevar nuestra consciencia individual. Esto significa aprender a elegir nuestros pensamientos, palabras y acciones para que sean un reflejo claro de nuestros más elevados ideales. Para alcanzar este nivel de consciencia expandida, debes primero viajar hacia tu interior para conectar con tu auténtico ser, para después traer tu belleza interior única al mundo – a través de ti y como tú mismo. Hay muchos obstáculos que superar en este viaje de auto-descubrimiento, pero el Universo provee ayuda mágica por el camino que te guiará a tu destino.


El primer obstáculo que debemos enfrentar es el de nuestro propio sistema de creencias – la forma en que hemos aprendido a interactuar con el mundo. La suma de contribuciones de nuestra familia, nuestra sociedad, la religión y los medios, nos ha programado para pensar que ciertos tipos de situaciones nos hacen felices… mientras otras nos enfadan… y otras son una señal para que nos pongamos nerviosos… o miedosos… o confundidos… o preocupados… o lo que sea. Estos valores e inclinaciones que absorbimos en la infancia se han fortalecido con los años, y son la causa subyacente de la forma en que reaccionamos a lo que nos sucede en la vida hoy en día.
 
 



Para comprender cómo funciona esto, veamos una sola emoción... por ejemplo, la ira. Tus condicionamientos te han “programado” para que sientas ira en ciertas circunstancias, y cada vez que has tenido una experiencia similar se ha reforzado la reacción original de ira. En tu consciencia has creado una “cadena” de ira, y cada nuevo encuentro añade un eslabón a esa cadena. Lo que empezó como una cadena de ira de tan sólo unos pocos eslabones en la infancia, se ha convertido en una enorme cadena, con todos los eslabones que se han ido añadiendo a lo largo de tu vida. Es por ello que a veces nos enfadamos muchísimo ante algo bastante trivial, y después pensamos: «¿Por qué me ha sentado tan mal algo tan insignificante?». Es porque esa situación ha provocado que emergiera toda tu cadena de ira; y lo mismo sucede cuando alguien o algo activa alguno de tus “resortes” emocionales. Una persona, un lugar, una palabra o situación, activa alguna de tus respuestas programadas, y cuando ese “resorte” es activado, de forma automática reaccionas con toda la cadena de emociones, acumulada a lo largo de toda una vida, y relacionada con ese tipo de experiencia.
 



La forma de invertir este ciclo negativo es aprender a resistir nuestras reacciones programadas para que podamos tomar decisiones conscientes sobre cómo actuar en el mundo. Esto se llama atención alerta y, aunque parece sencillo, de hecho es todo un reto, porque debes sobreponerte a toda una vida de estar controlado por tus patrones heredados. Incluso cuando estás decidido a estar atento, puede que sigas pensando, diciendo y haciendo cosas que no están en armonía con quien quieres ser... y eso está bien. Es normal que estas reacciones arraigadas persistan, pero esa resistencia se derretirá como por arte de magia si mantienes la intención de estar atento. La clave, bien sencilla, es darte cuenta de que has reaccionado de forma inconsciente con una de tus antiguas cadenas de comportamiento, y corregirte a ti mismo con suavidad. Es todo lo que tienes que hacer... y esto funciona incluso si te das cuenta horas o días después del suceso en cuestión. Sólo con darte cuenta y corregir tu reacción heredada ante una situación, no sólo dejas de añadir un nuevo eslabón a la cadena, sino que además eliminas de forma automática y de golpe unos cuantos eslabones antiguos. Esto significa que no tienes que escarbar laboriosamente en tu pasado para corregir cada caso en el que has añadido peso a un patrón emocional negativo. Lo único que has de hacer es traer la luz de la consciencia a cada nueva situación según surge, y después observar cómo actúa como si fuese un poderoso rayo láser – disolviendo de forma instantánea incontables eslabones del pasado de esa cadena de emoción – liberándote repentinamente del peso de años de bagaje emocional. ¡Como por arte de magia!

Pero este es sólo el principio. Según continúas creando tus pensamientos, palabras y acciones de forma intencional para que resuenen con tus ideales más elevados, otra forma de magia empezará a desplegarse. Fácilmente y sin esfuerzo, empezarás a experimentar un nivel de consciencia más elevado en todas las áreas de tu vida. Te volverás más selectivo con lo que te metes en el cuerpo y cómo lo cuidas. Tus gustos en música, libros y ocio se refinarán, así como tus elecciones sobre dónde ir, qué hacer y con quién rodearte. Esta es la magia de la evolución consciente, y es un reflejo natural de la elección de alinearte con tu sabiduría interior. Viviendo en este nivel más alto de vibración, automáticamente te sentirás más a gusto rodeado de vibraciones similares en todos los aspectos de tu vida, y gravitarás hacia otras personas que están evolucionando en la misma dirección.







El impulso evolucionario que está extendiéndose como un reguero de pólvora en estos tiempos tan singulares en los que vivimos tiene dos aspectos distintos aunque relacionados. Primero nos inspira a transformarnos desde dentro para revelar nuestro verdadero ser, y después nos impulsa a crear el mundo en el que vivimos como reflejo de esa belleza interior. Cuando enfocamos nuestra intención para seguir este fluir de energía transformadora, el Universo nos da la mano para guiarnos y apoyarnos. Empieza disolviendo las barreras de nuestra programación pasada a través de la “magia” de la atención consciente. Entonces, según nos vamos conectando con nuestra sabiduría interior, somos atraídos “mágicamente” hacia un nivel vibratorio más elevado en todos los aspectos para que nuestras experiencias vitales reflejen la evolución de nuestra consciencia. Es a través de este proceso de despertar individual que el ritmo de la Humanidad entrará por fin en armonía con la canción que suena en nuestros corazones… y a medida que más y más personas nos transformemos… nos convertiremos realmente… en el cambio que deseamos ver. •