EDICIÓN: Abril - Junio 2010

RECUPERAR LA SALUD

Helen Howard









Marja van Engelen
Tel. 639 27 16 16 · e-mail: marjavanengelen@teleline.es




Marja van Engelen es una doctora médica titulada que reside en Ibiza, donde ha vivido durante los últimos 10 años. Si bien se formó en el mundo de la medicina ortodoxa, no tardó en darse cuenta de que no comulgaba demasiado con esa visión. Al terminar sus estudios, trabajó un año con medicina interna, y vivió la experiencia “normal” de una semana de trabajo de 95 horas, aunque cuesta creer que una profesión entregada a la salud acepte semejantes condiciones. Luego trabajó otro año para una empresa farmacéutica, manipulando agentes quimioterapéuticos para tratar el cáncer de mama. Comprendió muy pronto que los medicamentos y la cirugía son los únicos remedios que ofrece la medicina ortodoxa. Y conoció los traumas y limitaciones que a menudo van asociados a estos métodos, por lo que empezó a interesarse en otros enfoques que respetan la capacidad natural de sanación del cuerpo y la mente.
En los últimos 29 años, Marja se ha centrado en la utilización de métodos naturales para sus tratamientos. En todo este tiempo ha estudiado naturopatía, medicina ortomolecular, desintoxicación de metales pesados y medicina ambiental. Como todo buen profesional de cualquier disciplina de la medicina alternativa, Marja busca entender por qué aparecen algunos síntomas e identificar las causas subyacentes. Sus investigaciones indican que las enfermedades crónicas están a menudo ligadas a una sobrecarga de toxinas que por alguna razón el cuerpo no ha podido eliminar, lo que no es de extrañar si tomamos en cuenta que hay más de 100.000 sustancias químicas fabricadas por el hombre a nuestro alrededor que no existían hace 100 años. Buena parte de ellas no han pasado nunca un control de seguridad y existen pocos sistemas que nos permitan denunciar reacciones adversas. En cualquier caso, no todas las reacciones son extremas, la mayoría permanecen más bien ocultas, ya que las toxinas se acumulan lentamente en las células y los tejidos. Tarde o temprano, esto puede obstaculizar el funcionamiento de alguna parte del cuerpo y desarrollar un síndrome de intolerancia química múltiple, alergias, enfermedades degenerativas crónicas y hasta cáncer.










En la actualidad, Marja emplea mucho de su tiempo escribiendo y dando conferencias sobre salud reproductiva, porque cree que la mejor forma de medicina preventiva empieza preparando a los futuros padres antes del embarazo. Ella opina que las disfunciones y alteraciones en el esperma y las células del huevo son responsables de muchas enfermedades que podrían evitarse. En dicho contexto, ayuda a los futuros padres a convertirse en personas sanas, al menos 6 meses antes de que un nuevo ser sea concebido. Marja se centra también en las opciones que hay para proteger a las personas de los efectos nocivos de las microondas emitidas por las antenas de telefonía móvil, así como de los cables eléctricos y transformadores. Al igual que pasa con las toxinas químicas, es la primera vez en miles de año de evolución que el cuerpo humano se enfrenta a estas situaciones.
Además de todo lo anterior, hay mucha gente que consume alimentos de baja calidad, cultivados en suelos que han sido severamente despojados de sus minerales. Esto es debido a los métodos de agricultura intensiva, que en tan sólo 100 años han privado nuestros suelos de muchos minerales esenciales que deberían encontrarse en un suelo sano y fértil. Este tipo de agricultura también aumenta la carga química que el cuerpo tiene que procesar. Irónicamente, muchos de los minerales y otras sustancias que faltan en los alimentos son justamente los que podrían ayudar al cuerpo a eliminar la toxicidad de semejante ataque químico. Si tomamos en cuenta todos estos factores, no sorprende que muchas personas, incluidos los clientes de Marja, tengan problemas de vitaminas y minerales, ácidos grasos esenciales, desequilibrios hormonales y glándulas adrenales cansadas o agotadas debido al estrés.





Marja cree que si escucha atentamente a los pacientes, sus investigaciones la llevarán a buen puerto. También Marja cree que si escucha atentamente a los pacientes, sus investigaciones la llevarán a buen puerto. También utiliza análisis capilares, de sangre, de orina y de saliva, kinesiología aplicada y si es necesario rayos X, así como la investigación en hospitales. Sus tratamientos a menudo incluyen inyecciones de suplementos vitamínicos y minerales, evitando así cualquier problema de absorción. Marja, además, se dedica a normalizar la flora intestinal y si hace falta, elabora una estrategia de suplementación a largo plazo. Trabaja con dietas, y aunque reconoce que no hay una sola dieta adecuada para todo el mundo, sí recomienda a sus pacientes que consuman alimentos orgánicos, libres de manipulaciones genéticas y, si puede ser, que hayan sido cultivados localmente.







Marja ha participado en la creación de una clínica de medicina ambiental en Brunete, cerca de Madrid, especializada en diagnósticos y tratamientos innovadores, sobre todo para aquellos pacientes que sufren el síndrome de intolerancia química múltiple que, junto a enfermedades como el asma, afectan a un número creciente de personas. Últimamente se está barajando la idea de trasladar la clínica a Ibiza.
Para muchos de nosotros, una mayor concienciación acerca de los beneficios que aportan los productos, tecnologías y prácticas que funcionan en armonía con el cuerpo sólo puede ser positiva. •

Texto: Helen Howard