EDICIÓN: Agosto - Octubre '09

LA CASA

Xavier Sledzinski Lahore

Cuando paseamos por Ibiza, es difícil no sorprenderse con la vista de sus casas exclusivas con grandes y verdes jardines, vistas impresionantes y arquitectura innovadora.

Ibiza, siempre de moda, además de una pasarela de moda, una galería de famosos, o una suma de lugares hermosos, es el emplazamiento de las casas de verano de la gente con más glamour de la costa mediterránea. Ahora más que nunca las casa en Ibiza son lugares exclusivos que sirven de paraíso y de refugio de tranquilidad y comodidad para disfrutar de los amigos y familiares.


Ya metido en el siglo XXI, la isla ha visto ya como empresas especializadas y competentes, muchas veces dirigidas por extranjeros nórdicos y con la profesionalidad que les caracteriza, han abierto una nueva forma de mercado en las casas ofreciendo una serie de productos punteros sobre domótica, que aportan seguridad, ahorro, y una simplificación global de la vida cotidiana y sus tareas domésticas, que van mucho más allá del simple portero automático o el sistema de riego a los que ya estábamos acostumbrados y aportan muchas ventajas innovadoras.











Tan cómodo como sentarse al borde de la piscina a disfrutar de una copa tranquilamente viendo el mar y con la facilidad de un simple toque en el teléfono móvil, conectado al ordenador escondido en la cocina que selecciona y controla el volumen de la toda la música en cualquier espacio de la casa, así como la iluminación de la misma pudiendo variar los colores, su grado de intensidad y hasta desconectar algunos espacios si la casa no detecta actividad en estos, además de hacer oficio de video portero permitiéndonos abrir la puerta para recibir las visitas sin tener que desplazarse o estar presentes en la casa.





Muchas veces nos olvidamos de pensar que la domótica no sólo es tecnología sino también un ahorro de energía y confort. La casa inteligente es capaz de encender y apagar el aire acondicionado o la calefacción si una ventana se abre, o puede abrir y cerrar persianas en función del sol, de regular la exposición a la luz de la casa y la temperatura. Un factor muy convincente para los no-residentes que eligieron tener una casa en la isla es la posibilidad de poner en marcha, desde el extranjero, la calefacción de la casa o de su piscina, abrir las ventanas motorizadas para ventilar y esto con total seguridad sin tener que depender de terceros.

Tal vez uno de los factores más apreciados por parte de la jet-set que tiene una propiedad en la isla sea el sector de la seguridad. Un simple sistema de video vigilancia que permite ver el interior de la casa desde su teléfono móvil, pasando por una casa que se cierra enteramente sola en el mismo momento en que la puerta principal se cierre con llave. Pero además, la casa también puede ser capaz de detectar una intrusión no autorizada en ella o en sus jardines diferenciando los habitantes de los intrusos, y no solamente avisando al propietario sino que además podrá tener la capacidad de actuar de forma autónoma y contundente contra estas incursiones, protegiendo así a su familia y a los suyos.

Hemos entrado en la nueva era de las casas inteligentes y me enorgullezco de formar parte de ella.















Texto: Xavier Sledzinski Lahore, Head Developer at Palimanan S.L. & at Kisana Realty S.L. en cooperación con Eurotec

También te puede interesar