EDICIÓN: Junio - Agosto '08

ATLANTIS



Atlantis es otra de esas leyendas de Ibiza:
Nadie sabe qué tienen de cierto los rumores, pero casi todo el mundo está de acuerdo en que el lugar tiene una energía especial. Su extraordinario paisaje se debe a que era una antigua cantera fenicia, desde donde se transportó la piedra para construir las murallas de Ibiza. Desde entonces el agua he llenado los huecos y formado pequeñas piscinas en las rocas cerca del mar. Hay montones de piedras, numerosas esculturas y mini-altares que la gente ha ido añadiendo a lo largo de los años. En las rocas se han esculpido rostros risueños, dragones, símbolos cósmicos y antiguas runas.

Atlantis se convirtió con la llegada de los hippies en una especie de templo al aire libre donde celebrar rituales de limpieza. Aún se considera una peregrinación hedonística. Escondido en el mágico rincón del Sudeste de la isla, cerca de Es Vedrá, la colosal roca cercana a la costa, encontrar Atlantis es una aventura en sí misma. No aparece en los mapas y la ruta no está indicada. La única manera de llegar es a pie o en barco. Si eliges esto último ten cuidado con las fuertes corrientes, ya que las aguas de la zona son notorias por su inesperada peligrosidad. Además no hay lugar al que amarrar el barco.











 









A pesar de todos los mitos sobre la enigmática y poderosa Atlantis de Ibiza, es poco probable que se trate del legendario “reino perdido de Atlantis” descrito por el filósofo griego Platón. Según Platón, Atlantis era más grande que Asia y se encontraba más allá de los Pilares de Hércules, lo que indica que se encontraría en el Océano Atlántico, y no en el Mediterráneo. La leyenda cuenta que hace unos 12 a 15 mil años Atlantis se hundió debido a sucesos planetarios que movieron continentes enteros y cubrieron gran parte de la tierra con agua. Los caucasianos se supone que son los ancestros de los atlántidas, ya que se desplazaron hacia el Norte y el Este al acabar la edad de hielo y subir los niveles de las aguas. En los textos sumerios y en el libro de Génesis se encuentran claves a esta avanzada civilización. Los llamados “hijos de Poseidón” habrían alcanzado grandes logros en arquitectura, ingeniería y administración. En su sociedad, las mujeres tenían los mismos derechos que los hombres. Se supone que los atlántidas descubrieron la fuerza mística que mueve el universo, y poseían tecnología muy superior a la nuestra. Podían por ejemplo controlar el clima y utilizar el tiempo y el espacio como fuentes de energía. Construyeron pirámides notables y utilizaron cristales para retener, direccionar y transferir energía. La leyenda dice también que los “hijos de Poseidón” se comunicaban telepáticamente con los delfines, y utilizaban el pensamiento y las vibraciones positivas para permitir al alma alcanzar su potencial más elevado.


















Atlantis continúa siendo uno de los mejores secretos a voces de Ibiza, y un lugar donde encontrar paz, incluso en una ajetreada tarde de Agosto.