EDICIÓN: Abril - Junio '08

PAINTBALL PARTY


Cuando Maik y Marian Lipsius se unieron, cada uno tenía ya tres hijos adolescentes. Se podría pensar que su casa se convertiría rápidamente en un campo de batalla… Y aunque eso es lo que pasó, ¡se manifestó de la mejor manera posible! No se puede negar que los cinco chicos y una chica tenían muchísima energía – pero por suerte sus progenitores lo vieron como algo bueno, y procuraron ayudarles a dirigirla de forma positiva. Esta actitud ha tenido un resultado sorprendente, muy diferente de la típica historia de “adolescencia problemática”. A menudo me he preguntado si muchos de los “problemas” con gente joven no vendrán simplemente de una preocupación tal por evitarles peligros y posible explotación que ¡ya no se les permite hacer nada! Pasan una gran parte de sus vidas sentados en las sillas de la escuela, y apenas el 10% en el exterior – así pues, ¿qué puede hacer una persona joven con toda su exuberancia natural?




Mientras algunos se apuntan a actividades deportivas o teatrales, muchos se han acostumbrado tanto a reprimir su energía que siguen haciéndolo con un sinfín de juegos de ordenador, o sentados en las habitaciones de sus amigos fumando marihuana. A otros se les puede ver por las calles metiéndose en líos – ¡pero esta no era una opción aceptable para los hijos de Maik y Marian!










Cuando estos padres pensaron en mudarse a Ibiza, preguntaron a cada uno de sus hijos si había alguna aventura empresarial en la que les gustaría involucrarse. Después de mucho pensarlo, llegaron a un consenso: ¡el Paintball!




Aunque no puedo evitar preguntarme si cinco chicas y un chico hubieran llegado al mismo resultado. Lo cierto es que investigaron a fondo en Ibiza y descubrieron que los jóvenes de ambos sexos apreciarían hacer algo activo y divertido. Pronto encontraron un lugar adecuado y toda la familia se involucró en planear, diseñar y construir lo necesario. Organizaron camiones llenos de material desde su nativa Holanda y se pasaron varios meses montándolo todo. Todos, incluídos los adultos, desarrollaron muchas habilidades nuevas.









… Pero si bien todo esto suena fantástico, he de decir que hay quienes critican el Paintball. Es una experiencia de batalla simulada que implica burlar al equipo opuesto y darle con todas las bolas de pintura (paintballs) posibles – a través de un arma. Esta última parte es la que a algunos no les gusta. Sin embargo, el deseo de pelear está presente en casi todas las especies de mamíferos, y de este juego a la realidad hay un gran paso. Los gatitos esconden sus uñas, y los humanos no tienen que poner balas de verdad en la pistola.

A menudo disfrutamos de comportamientos conectados de alguna forma con nuestra evolución ya que estimulan partes del cerebro ¡a las que otras actividades no llegan! La pelea como juego desarrolla la resistencia, la coordinación, la rapidez de pensamiento y estimula la circulación de endorfinas y otras hormonas de la felicidad… Contiene un elemento de emoción que a menudo se nos niega en nuestra sociedad segura – y a veces saborear la sensación del miedo y el peligro pueden hacer que nos sintamos realmente vivos.

Así que me quito el sombrero ante estos seis fantásticos y sus padres por traer a Ibiza una actividad que puede disfrutar cualquiera, joven o mayor, mientras no estén pegados a sus sillones y ¡no les importe divertirse un poco!



Por cierto, cuando conocí a algunos de estos adolescentes, eran educados, amistosos y dulces, y era evidente que rebosaban orgullo por lo que han conseguido. Y en seguida recalcaron que el “Paintball Lounge” no va sólo de Paintball: se trata de proporcionar un entorno en el que familias, grupos e individuos puedan encontrarse de la forma que mejor se ajuste a sus necesidades particulares. Atentamente han creado zonas de descanso, una barbacoa vietnamita y un bar de zumos junto al bar tradicional. Hay duchas también y una maravillosa piscina. La idea es abrir casi todo el año – no sólo para los turistas. Después de un breve descanso invernal, el Paintball Lounge re-abrió en Marzo – y con suerte ¡ahora mismo las bolas de pintura ya vuelan!









www.paintballloungeparty.com
info@paintballloungeparty.com